jueves, 4 de agosto de 2011

MÉTODOS DE CONTROL DE LOS FACTORES DE RIESGO (EN LA FUENTE, EN EL MEDIO Y EN EL HOMBRE)

MÉTODOS DE CONTROL DE LOS FACTORES DE RIESGO (EN LA FUENTE, EN EL MEDIO Y EN EL HOMBRE)

El método de prevención y control de factores de riesgo tiene como objetivo evitar los accidentes antes de que estos se den.

Los métodos de control se dividen en:

CONTROL EN LA FUENTE.
Consiste en corregir la falla o avería del material de la estructura, dela maquina, del equipo, o del sistema que general el factor de riesgo.

Los mecanismos que se emplean para este tipo de control en la fuente son los siguientes:

Mantenimiento preventivo.

Cambio de piezas alas maquinas que cumplen con su tiempo de uso.
Cambio de aceite, engrasado de maquinas etc.

Es la atención oportuna antes que se presente el daño que constituye el factor de riesgo.

Mantenimiento correctivo.
Es la atención que se hace después que se presenta el daño que constituye el factor de riesgo.

Cambio de piezas defectuosas o dañadas.
Cambio de una herramienta en mal estado.
Reparación de una maquina.

Otros métodos de control en la fuente son:


Colocar guardas en los puntos de peligro.
Mejorar o cambiar la maquina o el proceso.
Comprar otras herramientas.
Adecuar los puestos de trabajo.

CONTROL EN EL MEDIO.

Se emplea cuando el control en la fuente no es posible y se emplea para tratar de impedir Que el riesgo se difunda en el ambiente, esto es posible mediante los siguientes métodos.

Encerrando el área donde se encuentra la fuente. Por ejemplo:
Cortinas para talleres de soldadura.
Barreras físicas.
Cabinas. Entre otros.
Se trata de mantener la fuente alejada de los trabajadores.
Variando las condiciones ambientales.
Adecuando los niveles de luz.
De calor.
De frio.
De humedad o sequedad.
De ventilación general.
Del aire acondicionado entre otros.

CONTROL EN EL HOMBRE.

El control en el hombre es la última opción cuando se trata de proteger la salud de los trabajadores atraves de protección personal.

Este control debe de estar acompañado de los siguientes aspectos:

Organización y el control del trabajo.
Supervisión adecuada y oportuna.
Tiempos y ritmos adecuados.
Trabajos rotativos autónomos.
Esquemas de trabajo planificados.
Descansos oportunos y suficientes.
Evaluación de méritos y estímulos de superación personal.
Capacitación y controles adecuados y oportunos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada